RSS

UN FINAL DIFERENTE

Colmillo blanco

Después de huir de la manada de lobos estaba confuso, no sabía dónde se hallaba, pero él siguió caminando.

Después de caminar durante horas no podía más y se desmayó a las afueras de un pueblo.

Cuando una familia salió a pasear lo encontró y se lo llevaron a casa, al rato despertó, estaba al calor de la lumbre y con el cuenco lleno de pienso.

Rápido y veloz engulló toda la comida.

Gonzálo Hidalgo.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: