RSS

El “tío Charlie”

28 Mar

     Cada pueblo tiene su historia y a su albor crecen las leyendas que explican el origen de costumbres ancestrales o lugares, atávicos o reales, que estimulan la imaginación de los vecinos y sus ganas de contar relatos alrededor del puchero.
    Dentro de las diversas actividades que animan a la lectura y la escritura de los alumnos les incitamos a recoger leyendas escuchadas a sus ancestros, trasmitidas de generación en generación de manera oral, y a ponerlas por escrito.
    El siguiente texto es una refundición de los elaborados por jóvenes villacastenenses sobre la más popular de las leyendas en nuestro entorno.

índice

     Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años en la noble villa de Villacastín trabajaba y vivía un joven obrero llamado Carlos Mugaguren al que los vecinos llamaban “el tío Charlie”. Carlos trabajaba día y noche para finalizar la prolongación de la segunda torre de la inacabada iglesia hasta su total perfección.

     Su mayor afición, amén de construir la torre, era subirse al campanario y tocar las campanas de la iglesia durante horas y horas. Una noche él, tras acabar su trabajo, puso tanto empeño en su música de percusión que no se percató de la gran tormenta que, a pesar de ser verano o precisamente por eso, se avecinaba. Soplaba un viento tan fuerte que agitó con tal ímpetu las campanas que una de ellas golpeó su cabeza, lo arrastró y lo hizo caer al vacío de la muerte.

     Nadie tras aquella tarde aciaga del siglo XVIII osó terminar la segunda torre para que la iglesia, orgullo de la noble Villacastín, llegase a ser catedral.

   Desde entonces son muchos los que aseguran que en ocasiones al llegar la media noche puede oírse el tañido de las campanas. Pocos son los aventurados que han osado entrar en el templo a esa hora, todos ellos aseguran que se siente la presencia del tío Charlie e incluso que se puede escuchar su voz lastimera en noches de tormenta cerca de su cráneo conservado junto al retablo de San Francisco. Su alma vagará por el templo sin descanso hasta que vea construida la torre inconclusa.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en marzo 28, 2014 en Uncategorized

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: